Han sido unos años salvajes en la industria de las piscinas, con un crecimiento en algunas áreas de la industria estimado en más del 500% y desafor- tunadamente no todo es bueno. La pandemia por el COVID 19 atrajo a cientos de miles de clientes de piscinas, y en la primavera aparecían nuevos constructores de piscinas como conejos.